Trabalenguas divertidos para niños aburridos

Los trabalenguas ayudan a fortalecer la memoria, a superar la frustración, ejercita a vocalización y nos enseña a reírnos de nosotros mismos, fomentan la imaginación y mejoran la fluidez y el conocimiento del lenguaje. ¡Pero es que además son súper divertidos!

Gema Huerta ya me había llamado la atención con su primer libro “Tu primer día en la escuela de magia Hygge: Clase A”, por su capacidad para atraer al lector, por sus valores implícitos en sus páginas y por sus conjuros mágicos. Ahora, con “Trabalenguas divertidos para niños aburridos”, esos conjuros se convierten en divertidos trabalenguas que os engancharán este verano y os enseñarán todas esas cosas que he mencionado arriba.

Os dejo algunos de sus trabalenguas (no muchos, si queréis leer más tendréis que conseguir el libro):

Consigue el libro pinchando aquí