¿Cómo hacer que tus hijos lean, y por qué?

Prácticamente todos recordamos los libros de nuestra infancia, sus ilustraciones, su olor y los que sus historias nos hicieron sentir. Historias de piratas, puertas que llevan a otros mundos y aventuras de pandillas de verano. ¿Cómo no podríamos querer lo mismo para nuestros hijos?

Muchos padres se conforman con decir que sus hijos ven películas, que así también alimentan su imaginación, pero os voy a explicar cuál es la diferencia entre leer en libro y ver una película. Esto, por supuesto, se puede extrapolar también a la mente de un adulto.

Cuando vemos una película, se nos dan hechas las imágenes que tenemos delante. Todos ponemos cara a Harry Potter, la del actor Daniel Radcliffe, porque la Universal decidió que esa era la cara que debía tener. Pero antes de eso, antes de que se estrenara esa película, existimos millones de niños que veíamos a Harry Potter de millones de formas diferentes.

Y es que es eso precisamente lo que nos brinda la lectura, nos permite crear nuestras propias imágenes, únicas e irrepetibles. Si hiciéramos un experimento y leyéramos la descripción de un paisaje a varios niños, instándoles a pintarlo, veríamos que cada niño ha percibido ese mismo paisaje de una manera muy diferente, a pesar de provenir todo de una misma descripción.

Leyendo libros creamos imágenes en nuestra cabeza, y esto no solo hace que seamos más creativos, sino que nos define como personas. Esa definición queda perdida cuando ya nos imponen una cara o un paisaje. Y es por eso que leer es tan importante, sobre todo en la infancia, porque las conexiones que se crean en nuestro cerebro nos permiten adquirir herramientas que luego nos ayudarán a ser mejores en la vida.

Pero claro, es mucho más cómodo darle al play… Sin embargo, a través de mi experiencia en los diferentes clubes de lectura me he dado cuenta de que los niños, una vez descubren lo que es leer, resulta que disfrutan como los que más. Esto quiere decir que el problema no está ahí. A los niños les gusta leer. ¿Qué ocurre entonces? ¿Por qué no conseguimos que lean? Y lo más importante, ¿qué podemos hacer para solucionarlo?

Los niños de hoy en día no saben leer.

Me encuentro a menudo con problemas de dislexia, lectura sílaba a sílaba y el dedo bajo las palabras (¡con 11 años!). Esto indica que no ha habido mucha lectura en sus vidas. Y claro, tampoco es divertido leer si no eres capaz de procesar lo que lees con agilidad.

La solución a esto es empezar desde que son pequeñitos, para que sigan un aprendizaje de la lectura adecuado. Si ya llegamos tarde para eso, no pasa nada. Podemos probar a hacer una lectura conjunta, juntándonos padres y hermanos para ir leyendo en alto diferentes pasajes. Leer en alto es la mejor forma de aprender a leer. De esta forma se les hará más ameno. Elegid libros con letra más grande y de una longitud más pequeña. Así no se les hará pesado al principio. Poco a poco veréis como querrán más.

Mi recomendación: CREAD UN CLUB DE LECTURA FAMILIAR y reuníos a leer al menos 2-3 días a la semana. Podéis ponerle un nombre chulo, elegir juntos los libros que se van a leer, puntuar las historias y comentar la lectura al finalizar cada día. Esta actividad no solo les animará a leer sino que creará un vínculo mucho más fuerte en la familia.

Las pantallas lo han ocupado todo.

Este es quizá el mayor problema que podemos encontrarnos. La televisión, los videojuegos, Netflix y Youtube… Miles de horas desperdiciadas… En mi casa, cuando era pequeña, después de cenar nos íbamos a la habitación a leer. Siempre había un libro muy suculento preparado para ser devorado. Mis padres sí que lo hicieron bien, y no puedo estar más agradecida.

Y es que justo ese ratito antes de dormir es el mejor momento para la lectura, porque la fina línea que existe entre la magia de los libros y la magia de los sueños hace que todo se magnifique. Al final acabas soñando con abordajes, búsquedas del tesoro y dragones. Solo hay que apagar la tele y los móviles un ratito, ponerse cómodo y elegir un libro que nos motive. El primer día os tirarán el libro a la cabeza, pero después de una semana empezarán a pediros más y más libros y nada podrá detenerles. Vuestros hijos habrán descubierto el gran secreto.

Mi recomendación: CREAD UN CUADERNO DE SUEÑOS Y AVENTURAS en el que vuestros hijos puedan apuntar todo lo que ocurre en sus cabezas. Que no sea una actividad obligatoria, sino más bien un modo de expresar las cosas que les preocupan o que les maravillan. Decorad ese cuaderno para que sea mágico, no un cuaderno cualquiera, y dejadlo siempre en su mesita de noche.

¡Vamos a reactivar la lectura! No solo entre los más pequeños de la casa. Porque ellos leerán si nos ven leer a nosotros. ¿Os apuntáis a esta nueva misión?

Un nuevo rumbo para este blog

Empieza una nueva etapa de este blog de Literatura Infantil. Como muchos sabéis he estado algo retirada de mi rol de bloguera debido a que me he centrado en la publicación de mis propios libros infantiles. Siempre me había llamado la escritura pero no conseguía arrancar y lanzarme al vacío. Fue entonces cuando descubrí que uno de mis libros a medio terminar era realmente una historia para niños. Y ese se convirtió en el detonante para lo que ahora es mi verdadera pasión: escribir aventuras.

Por si los que andáis leyéndome no conocéis mis libros todavía, os invito a que paséis por la página de inicio de mi web para descubrirlos.

Pero lo que me trae realmente me trae a escribir esta entrada es el nuevo planteamiento de este blog literario que me gustaría capitanear de nuevo. A ver si conseguimos hacerlo crecer. Hasta el momento solo encontraréis un montón de recomendaciones de libros infantiles que iba cazando de aquí y de allá. Seguiré dándoos a conocer libros, pero además me gustaría abrir el espectro y poder escribir sobre otros temas como rutinas de lectura con los peques en casa, retos literarios, entrevistas, magia y todo lo bueno que puede brindarnos la Literatura Infantil.

También abriré un espacio para aquellos que estéis interesados en la autopublicación en Amazon y un proyecto muy especial para dar visibilidad a las pequeñas librerías. ¡Empezamos con fuerza! ¿Por qué será que septiembre siempre nos huele a nuevo?

Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil

Hace días que no sabéis de mí. He decidido darme unas pequeñas vacaciones para reflexionar. Pero hoy es el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil, así que no he podido resistirme a escribiros.

La literatura infantil es una ventana mágica. Cuando somos niños, nuestra creatividad tiene un alcance tan potente que somos capaces de imaginar casi cualquier cosa. Por eso es importante que los libros nos enseñen a viajar y nos evoquen diferentes mundos e ideas.

Estos largos días de confinamiento deberíamos aprovechar todos para leer, peques y mayores, porque tantas horas delante de la pantalla nos han robado un poquito de nuestra alma. Pero hay una buena noticia. ¡Se puede recuperar! Nunca es tarde para sentarse y zambullirse entre las páginas de un buen libro.

Además, deberíais echar un ojo a todas las actividades que hay  dedicadas a este Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil. Buscad en Internet, en RRSS #DíaInternacionaldelLibroInfantilyJuvenil y nunca dejéis de soñar.

Aprovecho para hacer un repaso de todos los súper libros que me llegaron en 2019:

IMG_20191220_125145

IMG_20191220_125033

IMG_20191210_163039

IMG_20191205_181405

IMG_20191119_113751

IMG_20191124_111219

IMG_20191108_221511

IMG_20191115_181609

IMG_20191027_182358

IMG_20191106_170531

 

 

Autopublicar en Amazon KDP, por Gema Huerta

Gema Huerta empezó a escribir debido a una lesión en la mano, a modo de rehabilitación. Ahí empezó a fraguarse el esquema que dio lugar a Tu primer día en la Escuela de Magia Hygge: Clase A. Esta novela tiene un formato de “Elige tu propia aventura” que te mete en la piel del protagonista desde la primera línea, permitiéndote interactuar con otros personajes y criaturas, y aprender valores como la amistad, la valentía e incluso primeros auxilios. Una lectura fantástica para lectores de más de 8 años, con más de 20 finales.

IMG_20191027_182358

Puedes ver la reseña completa pinchando aquí

¡O si te interesa, puedes encontrarlo en Amazon!


Gema ha publicado esta novela por sí misma, realizando todo el proyecto de principio a fin, a través del sistema de publicación en tapa blanda de Amazon KDP. A continuación, nos cuenta su propia experiencia: 

La autopublicación es un camino difícil pero gratificante. Es una opción que tomamos muchas personas cuando queremos publicar un libro. A veces recurrimos a este método tras el rechazo de varias editoriales o como primera opción (este fue mi caso).

Antes de adentrarte en el apasionante mundo de la autopublicación, debes plantearte varias cosas. Es lo que a mí me gusta llamar “GATIPA”:

  • Ganas de aprender, ya que te vas a tener que enfrentar a nuevos retos.
  • Tiempo suficiente como para avanzar a buen ritmo sin desanimarte.
  • Paciencia. Mucha paciencia. Los resultados tardarán en llegar.

Cuando me plantee publicar mi libro “Tu primer día en la Escuela de Magia Hygge” me asaltaron muchas dudas. No sabía si mandar mi escrito a una editorial o probar la autopublicación. Mi mayor aliciente era aprender y conocer todo el proceso que hay detrás de la publicación de un libro.

Por eso, decidí encargarme de todo el proceso y probar suerte. Una vez tomada la decisión, pensé en todas las ventajas que aporta la autopublicación:

  • Puedes controlar todo el proceso: título del libro, distribución de los capítulos, diseño de la portada, precio… De esta forma puedes controlar todos los detalles, por pequeños que sean, y hacerlo totalmente a tu gusto.
  • Puedes (y debes) aprender mucho y de cosas tan variadas que te sorprenderá. Aunque lo primero que debes aprender es a delegar. Hay cosas que puede que no controles y tendrás que buscar a un experto para ello (ilustración, portada, traducción…).
  • Los beneficios por libro son mucho más altos que con una editorial tradicional. Ten en cuenta que una editorial solo te pagará el 10% del precio del libro. Imagina a cuanto venderías el tuyo y calcula cuanto ganarías. Lo sé, el resultado es deprimente.

Dejando a un lado las generalidades, voy a explicar mi experiencia por si eso ayuda a algún escritor novel.

Tras tomar la decisión de publicar mi libro “Tu primer día en la Escuela de Magia Hygge” tenía claro cuál sería el siguiente paso: registrarlo en la propiedad intelectual. Es un proceso fácil y puede ahorrar muchos problemas. Se realiza en la página del Ministerio de Cultura o en las oficinas de Registro de la propiedad intelectual. En ambos casos hay que abonar una tasa (bastante económica). El plazo máximo de resolución es de 6 meses.

Cuando llegó la resolución favorable del registro, busqué la mejor opción para la corrección del escrito. Por muchas veces que hubiese leído el texto, necesitaba otra visión. Para ello contraté a una persona que se encargase del proceso de corrección ortográfica que, además, se encargó de realizar una crítica constructiva del escrito.

Una vez que tenía el escrito corregido tocaba maquetarlo. La forma en la que está escrito y estructurado un libro puede influir más que el contenido. En este punto contacté con varias empresas que se encargaban del proceso de edición, maquetación, realización de portada e incluso promoción. Si quieres ahorrar tiempo y dolores de cabeza puedes optar por esta opción. Si quieres aprender y ahorrar dinero, a costa de tu tiempo, puedes realizarlo tú.

Existen muy buenos programas, tanto gratuitos como de pago para realizar la maquetación. En ellos podrás dar forma a tu escrito y saber cómo se verán en los distintos formatos (libros de papel y libros electrónicos en distintos dispositivos). De esta forma, antes de que el libro esté publicado, podrás ver como se leerá en formato papel, en tablet o en móvil. Esto es especialmente importante si lleva ilustraciones.

Hay programas que crean distintos formatos para que se puedan subir directamente a las plataformas (pdf, .mobi, .epub,…). Esto te ahorrará tiempo y problemas.

Supongamos que tenemos el libro corregido y maquetado, y que alguien nos ha diseñado una portada. Ahora toca saber dónde publicar el libro. Para ello solo hay que pensar en la mayor biblioteca online que existe: Amazon. Nos guste más o menos eso es una realidad. Además, Amazon ayuda a los escritores noveles con la autopublicación. Esto lo hace a través de su plataforma Kindle Direct Publishing (KDP).

Una de las grandes ventajas de publicar nuestro libro en Amazon, además de la enorme cantidad de gente que entra a esa página cada día, es que podemos publicar nuestro libro en papel. Lo hace a través de un sistema de impresión bajo demanda. Esto quiero decir que Amazon no tiene los libros en ningún almacén. Cuando alguien compra
el libro, este se imprime automáticamente y se envía de forma rápida.

Creo que KDP es la mejor opción si quieres vender los libros en formato papel. Además, lo puedes vender en formato ebook en su página. Y como Amazon no pide exclusividad, puedes subir tu libro digital en otras plataformas.

Otra ventaja de usar la plataforma de Amazon es que te asigna un número de ISBN (International Standard Book Number) propio, que ellos denominan ASIN (Amazon Standar Identification Number). Se trata de un ISBN-10. Además, se te asigna tu número de ISBN-13 estándar y de forma gratuito. Si no lo hicieses a través de Amazon tendrías que pagar por un número de ISBN.

Después de todo este proceso, ya tendrás tu libro publicado y, quizás, tu sueño cumplido. Ahora toca la parte más difícil del proceso: lo promoción. Es quizá la parte más difícil y frustrante. Pero ese es un tema tan complejo que debería tener su propio espacio.

Creo que he tocado la mayoría de los puntos que suelen generar duda a la hora de autopublicar. Espero haber ayudado a aquellos que se adentran en este apasionante aprendizaje. Os animo a recorrer todos los pasos del proceso, de forma que disfrutéis tanto del camino como del resultado. Y si tenéis dudas no dudéis en preguntar. Entre
todos podemos ayudarnos y aprender.

Texto de Gema Huerta Vela 


Además de estos consejos de Gema, que lo ha experimentado en primera persona, os dejamos un video tutorial de 12 minutos elaborado por “Triunfa con tu libro”, donde se explica paso a paso y de manera muy sencilla: